La casa de huéspedes

img_20140927_130034

El ser humano es como una casa de huéspedes 
Cada mañana, una llegada nueva.
Una alegría, una tristeza, una mezquindad,
alguna conciencia momentánea,
llega como un visitante inesperado.

¡Dale la bienvenida y acógelos a todos!
Aunque sea una multitud de pesares
que arrasan violentamente tu casa
y la vacían de sus muebles.
Trata no obstante, a cada huésped de manera honrosa
pues acaso te esté purificando
para alguna nueva bendición.

Al pensamiento sombrío, a la vergüenza, a la malicia,
recíbelos con una sonrisa
e invítalos a entrar.
Sé agradecido con cualquiera que llegue,
pues todos han sido enviados
como guías desde las estrellas.

Rumi

No hay objetivo en la vida, el destino es el camino.

Me encantó esta charla TED que habla sobre uno de los principios esenciales de la filosofía del Yoga aplicado a nuestra vida diaria. Nuestro hábitat cotidiano es un lugar donde podemos estar en Unión y desarrollar toda nuestra grandeza y nuestra luz.

Resultado de imagen de karma yogaKarma Yoga es el Yoga de la acción desinteresada, es hacer lo que debemos hacer sin esperar algo a cambio, sin adueñarnos de los resultados.  Para ello es necesario ir desprendiéndose de las capas de nuestro ego, practicar el desapego y sobre todo, vivir en contacto con nuestro verdadero ser y maestro interior.

Todos tenemos encomendada una misión que incluye compartir y poner a favor de los demás nuestros talentos y capacidades. Esta misión es puro y simple gozo cuando nos desapegamos del resultado de nuestras acciones.

Hoy encontré enseñanza práctica y maestría en la simple historia que se cuenta en este vídeo. Y es que cuando mantenemos la atención en el corazón y el corazón en el presente, es fácil descubrir en personas cotidianas, en las más pequeñas acciones y cosas, grandeza de espíritu, fuerza, guía e inspiración.

Espero que  os guste y que encontréis también alguna inspiración 🙂

 

“Creer completamente en la causa más que en los miedos”.

“La vida es divertida”. 

“Cuando toda experiencia momentánea se convierte en pura epifanía”.

“Imagination is more powerfull than knowledge”.

 

Cultivar un mundo mejor

A veces, caemos en el desánimo y en la desesperanza cuando vemos cómo funciona el mundo. Nos sentimos pequeños e impotentes. Pero siempre hay una forma de encontrar nuestro lugar, el camino que tiene sentido para nosotros y nos alegra el corazón. Siempre podemos contribuir al cambio por pequeña que sea nuestra acción. Compartir y aportar a nuestro entorno más cercano. Cultivar nuestra semilla, cuidar y compartir sus frutos.

Un bonito corto animado “The Scarecrow” (El espantapájaros).

By CREATIVE ARTISTS AGENCY Los Angeles, USA

FUENTE: LA BIOGUIA

Yoguis en campos zamoranos

DSC_4098DSC_4096

 

 

 

 

 

La semana pasada, nos despedimos de agosto, con una sesión de Yoga en el campo. Nos acompañaron la puesta de sol por el oeste, la luna llena que asomaba por el este, la tierra sosteniéndonos, y el cielo brillando entre los huecos de las posturas.

Fue una tarde especial, en que acabamos plenos de energía y contentos. Hubo risas, respiración, conciencia, equilibrio, merienda, silencio, música, danza, y sobre todo encuentro.

DSC_4074Y es que no hay mejor lugar para sentirnos que la naturaleza. Tan solo hace falta respiración y consciencia para encontrarnos con nuestro maestro interior. Desde ese encuentro que sucede dentro, es sencillo fluirser y compartir con los demás.

Muy bonita la luz de las personas, jóvenes, adultos y niños, que vinieron. Para algunos era su primer acercamiento al Yoga, y fue una gozada ver cómo todos se abrían a la experiencia. Las caritas de concentración y curiosidad de los niños, las risas, la novedad y también el silencio. Y eso que el campo, sembrado de alfalfa, ¡no era el lugar más cómodo del mundo!

Comparto algunas fotos chulas que hizo Juanma para el recuerdo, gracias.
Namasté.

DSC_4158DSC_4100

 

 

 

 

 

 

DSC_4107

Campo
La tarde está muriendo
como un hogar humilde que se apaga.
Allá, sobre los montes,
quedan algunas brasas.
Y ese árbol roto en el camino blanco
hace llorar de lástima.
¡Dos ramas en el tronco herido, y una
hoja marchita y negra en cada rama!
¿Lloras?… entre los álamos de oro,
lejos, la sombra del amor te aguarda.

Antonio Machado (Campos de Castilla).

COMPROMISO

YoguiFeliz - NavâsanaNavâsanapostura del barco: es una postura desafiante que requiere mucho esfuerzo y puede suponer un reto para la mayoría de las personas. Desarrolla la voluntad, la determinación y la resistencia. Por lo que, al practicarla, nos entrenamos también para manejar  las dificultades de la vida, para persistir en nuestro camino, en lo que queremos, y no abandonar.

A nivel físico fortalece mucho la musculatura abdominal central, las piernas, los músculos de la parte baja de la espalda; y mejora el alineamiento de la columna. Además estimula el funcionamiento de los riñones, la próstata, el sistema digestivo y la glándula tiroides.

Al ser una postura muy vigorosa aporta también  dosis altas de vitalidad. ¿Se necesitan más beneficios para empezar a practicarla?.

EL JACINTO, LA FLOR DEL DESAPEGO

Según el lenguaje de las flores, el jacinto significa constancia, cariño y gozo del corazón. Su flor es muy hermosa, irradia luz y alegría en casa, además de una fragancia intensa, delicada y fresca. Solo florece una vez al año, en primavera; y su flores tienen forma de racimos que surgen del centro de las hojas, cada uno con pequeñas brotes del mismo color.

Jacintos

Al jacinto se le conoce también como la flor de la perseverancia, pues para  tener una nueva floración el próximo año, es necesario realizar un cuidadoso y largo proceso de conservación de los bulbos que quizá, la próxima primavera den lugar a la nueva flor.  Se trata de una tarea larga y un poco laboriosa, que no aporta garantía alguna de que la planta vuelva a florecer.

Ahora mismo, mis jacintos están en su máximo esplendor, algunos de sus bulbos floreciendo todavía. Pero en algunas semanas sus flores se marchitarán y desaparecerán.

La flor del jacinto me sugiere reflexionar sobre el desapego, y ponerlo en práctica.

Vivir con desapego es disfrutar plenamente de lo que la vida nos ofrece en el presente, aceptando la realidad y los hechos que devienen en cada momento. Puedo disfrutar de mis flores, de su aroma, de la energía positiva que aportan a mi hogar, aun sabiendo que son transitorias, que están cambiando en cada comento, y que no permanecerán para siempre.

Todo a nuestro alrededor cambia constantemente, incluidos nosotros mismos y las personas que amamos. Desapegarnos, tanto de lo que valoramos como positivo, como de lo que consideramos negativo, es el sostén de nuestra libertad. Lo que nos permite vivir el presente con todo lo que nos ofrece, sin añorar algo del pasado o condicionarnos sobre lo que sucederá en el futuro. Cuando podemos vivir así, permitimos también a los demás ser más libres.

JacintoPuedo ser más flexible y abrirme paso a las posibilidades, me libero de la rigidez de mis expectativas, y me descubro a mí misma sin la necesidad de tener seguridad y garantías. Cuando puedo comprender que el cambio o la pérdida es inevitable, me hago más tolerante a la incertidumbre, y puedo vivir con mayor plenitud.

Puedo aceptar que mis flores un día se marchitarán, que un día tendré que soltar de la mano lo que amo, aunque eso no signifique dejar de amarlo.

Es gozar de la libertad de actuar con desprendimiento, sin exigencias en cuanto a los resultados. Puedo cuidar mis plantas y poner toda la intención y mimo para que la próxima primavera florezcan, pero es maravilloso y pacificador no saber lo que sucederá. Me sumerjo en la incertidumbre, sabiendo que estoy en el mundo de las posibilidades. Así, cuando acepto y cedo mi ansia de control, mis miedos se desvanecen. Podrán florecer o no florecer, volverán o no volverán las oscuras golondrinas, pero ya mi felicidad no depende de ello.

*En la filosofía del Yoga a esto se le conoce como Karma Yoga: la práctica de la acción desinteresada que no se apega a los resultados.

El poder de mi ombligo. Mejorar la fuerza de  voluntad con YOGA

En estos días de lluvia, eclipse y luna nueva, en que parece que se resiste a llegar la primavera, estamos en una etapa de transición. A punto de dejar atrás los meses fríos, es un buen momento para revisar las metas y propósitos que nos fijamos al comienzo del año. Como casi siempre, en algún punto flaqueamos, y aunque nos pongamos alguna disculpa, lo que suele fallar es la disciplina y la voluntad. Practicar Yoga, además de ayudarnos a mantener un físico sano y en forma, refuerza nuestra fortaleza mental y voluntad, para enfocar nuestros objetivos y para sentirnos motivados en la vida.

“Nunca llegarás a saber quién eres, si no has desarrollado la disciplina para lograrlo”. Yogui Bhajan

La desmotivación, el desánimo, la insatisfacción, encontrar demasiados obstáculos o la apatía, provienen de fallarnos a nosotros mismos. Entonces nos sentimos sin rumbo, limitados, con poca capacidad de decisión o actuación, y dejamos el timón solo, manejados por las olas del tiempo, o nos quedamos estancados en cualquier dique.

Lo que nos da fuerza y entereza para afrontar la vida con todo lo que nos trae, o lo que nosotros mismos nos proponemos, es nuestra fuerza interior.

NavâsanaCon la práctica continuada de yoga, al tiempo que alcanzamos un estado de paz y bienestar, vamos moldeando y templando nuestra mente. Encontramos el brío para enfrentar la vida, y la determinación para orientarnos hacia nuestros proyectos.

Una buena práctica de yoga, enfocada con la intención de ejercitar la fuerza de voluntad, nos ayudará a conectar con nuestra fortaleza interior y poder personal. Para ello, trabajaremos el centro energético situado en el abdomen, a la altura del ombligo. Es el llamado por algunas filosofías y medicinas orientales, Manipura Chackra. Un centro de energía donde habita el Agni (fuego vital o fuego digestivo). Aquí residen nuestras líneas de poder personal, relacionadas directamente con nuestra fuerza interna, capacidad para automotivarnos y para materializar nuestros objetivos vitales.

Dhanurâsana

Para ejercitar la fuerza de voluntad con yoga, realizamos secuencias de posturas de equilibrio y sobre todo vigorizantes, donde se activa mucho la zona del abdomen, la circulación sanguínea y los procesos digestivos. A la vez que gana tono y firmeza la cintura abdominal, con todas las repercusiones beneficiosas que esto genera directamente sobre nuestra columna vertebral.

La activación de la circulación sanguínea nos permite centrar nuestro foco, ayuda a generar nuevas ideas, aumenta la capacidad de resolución de problemas, y todo lo relacionado con la conclusión de planes, creación de estrategias y con la determinación personal. De este modo, es nuestra mente la que domina al cuerpo y no al revés.  

NavâsanaPoco a poco nos hacemos más conscientes de lo que queremos y necesitamos, nos cargamos de energía para afrontar la vida con decisión y compromiso, crece nuestra confianza personal.

Confío en mí. Cualquier cosa que me proponga, en mí está conseguirlo. En este caso, en el poder de mi ombligo.

PSOAS: EL MÚSCULO DEL ALMA

La importancia del psoas para nuestra salud, vitalidad y bienestar emocional.

El psoas es el músculo más profundo y estabilizador del cuerpo humano, que afecta a nuestro equilibrio estructural, amplitud de movimiento, movilidad articular y funcionamiento de los órganos del abdomen.
Es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas, el responsable de mantenernos de pie y el que nos permite levantar las piernas para caminar. Un psoas sano estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando además un buen estante para los órganos abdominales.

músculo psoasAlgunos estudios recientes consideran además al psoas, un órgano de percepción compuesto por tejido bio-inteligente que encarna, literalmente, nuestro deseo más profundo de supervivencia y de florecer. Es decir, es el mensajero primario del sistema nervioso central, por lo que es considerado también como un portavoz de emociones (“de las mariposas en la tripa”). Esto es debido a que el psoas está conectado con el diafragma a través del tejido conectivo o fascia, por lo se ve afectado tanto en la respiración, como en el miedo reflejo.

Un estilo de vida acelerado y el stress generan adrenalina que crónicamente tensan el  psoas, preparándolo para correr, entrar en acción o encogerse para protegernos.  Si constantemente mantenemos el psoas en tensión debido al stress, con el tiempo comienza a acortarse y a endurecerse. Se dificultará así nuestra postura y las funciones de los órganos que habitan en el abdomen, dando lugar a dolores de espalda, ciáticas, problemas de disco, degeneración de la cadera, menstruaciones dolorosas o problemas digestivos.

Por otro lado, un psoas tenso manda señales de tensión al sistema nervioso, interfiere en el movimiento de los fluidos y afecta a la respiración diafragmática. De hecho, el psoas está tan íntimamente involucrado en las reacciones físicas y emocionales básicas, que cuando está tensionado de forma crónica, está enviando al cuerpo continuas señales de peligro, por lo que puede repercutir en el agotamiento de las glándulas suprarrenales y del sistema inmunológico. Esta situación se ve agravada por la forma de sentarnos o  por las posturas de nuestros hábitos diarios, que reducen nuestros movimientos naturales y constriñen aún más el músculo.

psoasSon muchas las posturas de YOGA que trabajan para liberar la tensión innecesaria del psoas; pues un psoas relajado nos permite fluir, jugar con la vida y desplegar nuestra vitalidad y expresión creativa.

Un psoas liberado permite alargar mucho más la parte delantera de los muslos y permite a las piernas y la pelvis moverse con mayor fluidez e independencia. Mejora la posición de la columna y de todo el torso, con la consecuente repercusión en la mejora de las funciones de los órganos abdominales, en la respiración y en el corazón.

Cuando cultivamos la salud de nuestro psoas se reavivan nuestras energías vitales y conectamos de nuevo con nuestro potencial creativo.

kapotansanaEn algunas filosofías orientales al psoas se le conoce como el “músculo del alma”, un centro de energía principal del cuerpo. Cuanto más flexible y fuerte esté el psoas, más podrá nuestra energía vital fluir a través de los huesos, músculos y articulaciones.

El psoas sería como un órgano de canalización de la energía, un núcleo que nos conecta a la tierra, nos permite crear un soporte firme y equilibrado desde el centro de nuestra pelvis. Así, la columna vertebral se alarga y a través de ella, puede fluir toda nuestra vitalidad.

Fuentes:
Investigaciones de Liz Koch
Blog Body Divine Yoga