Taller “MUJER SOL. DESPIERTA EL FUEGO SAGRADO”

Contenidos:

🌟Fundamentar la valía personal, autoestima y amor propio
🌟Reconocer la luz propia, dones y cualidades
🌟Contactar con nuestra identidad única y genuina como expresión del Ser
🌟Recargar nuestro centro de poder
🌟Despertar la guerrera de paz que enfoca con precisión las flechas de su destino
🌟Determinación y voluntad
🌟Activar/equilibrar Manipura Chakra.
🌟En busca de la armonía entre voluntad personal con voluntad divina

Yoga * Danza sagrada * Meditación * Ritual * Danza holística

🌺Ciclo ALQUIMIA FEMENINA🌺
Un camino de transformación, auto-conocimiento, sanación y Amor. Desarrollar tu potencial infinito, recordar tu sabiduría ancestral.

28 de abril, 11:00-15:00. El Escorial.
*Plazas muy reducidas*
Más información y reservas:
Mail: info@yoguifeliz.com

No hay objetivo en la vida, el destino es el camino.

Me encantó esta charla TED que habla sobre uno de los principios esenciales de la filosofía del Yoga aplicado a nuestra vida diaria. Nuestro hábitat cotidiano es un lugar donde podemos estar en Unión y desarrollar toda nuestra grandeza y nuestra luz.

Resultado de imagen de karma yogaKarma Yoga es el Yoga de la acción desinteresada, es hacer lo que debemos hacer sin esperar algo a cambio, sin adueñarnos de los resultados.  Para ello es necesario ir desprendiéndose de las capas de nuestro ego, practicar el desapego y sobre todo, vivir en contacto con nuestro verdadero ser y maestro interior.

Todos tenemos encomendada una misión que incluye compartir y poner a favor de los demás nuestros talentos y capacidades. Esta misión es puro y simple gozo cuando nos desapegamos del resultado de nuestras acciones.

Hoy encontré enseñanza práctica y maestría en la simple historia que se cuenta en este vídeo. Y es que cuando mantenemos la atención en el corazón y el corazón en el presente, es fácil descubrir en personas cotidianas, en las más pequeñas acciones y cosas, grandeza de espíritu, fuerza, guía e inspiración.

Espero que  os guste y que encontréis también alguna inspiración 🙂

 

“Creer completamente en la causa más que en los miedos”.

“La vida es divertida”. 

“Cuando toda experiencia momentánea se convierte en pura epifanía”.

“Imagination is more powerfull than knowledge”.

 

Sesión de YOGA – PSOAS FELIZ

El músculo psoas en uno de los principales responsables de nuestro bienestar físico, mental y emocional. Son muchos los beneficios de tener un psoas feliz (un psoas sano, relajado, flexible y tonificado):

  • Nos sentimos más conectados a la tierra, seguros, estables y relajados.
  • Mayor rango de movimiento y flexibilidad.
  • Se liberan tensiones físicas, mentales y emocionales acumuladas en la pelvis y caderas.
  • Estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando además buen espacio sustentador para los órganos abdominales.

YoguiFeliz

En esta sesión vamos a realizar una práctica de Hatha Yoga dedicada especialmente al músculo psoas y la zona pelvis-caderas. Tomar conciencia del psoas, situarlo y sentirlo. Con posturas que nos permitan soltar y relajarlo, alargar y darle flexibilidad, tonificarlo y fortalecerlo.

Todo ello a través de un viaje interno que une nuestro cuerpo, nuestra mente y respiración. A través de esta unión, el Yoga trabaja a un nivel más profundo: el cuerpo se va purificando, se eliminan tensiones emocionales y mentales, llevándonos a un estado más natural, armónico y libre. Un viaje que nos abre a una consciencia más profunda, a un estado de serenidad, expansión y gozo interior.

La sesión se compone de una práctica activadora de Surya Namaskar o Saludos al Sol,  secuencia de âsanas o posturas de Hatha Yoga tradicional, y Savâsana o relajación profunda consciente. En todo ello se integran ejercicios de pranayama (respiración consciente) y meditación.

Sábado 26 de septiembre 11:00 – 12:30
Duración de la sesión:  1:30 h
Lugar: RAM DAS EXPERIENCE
Calle Antonio Toledano, 36. Madrid
<M>Metro O´Donnell
Todos los niveles, también principiantes.
Aportación:  12€. Necesario realizar reserva (plazas limitadas).
Más información y reserva: info@yoguifeliz.com

******

músculo psoasUn estilo de vida sedentario, estar mucho tiempo sentados, las épocas de stress , los deportes de acción y contracción muscular, como correr o montar en bici, los accidentes físicos o incluso los traumas, pueden llevarnos a tener el músculo psoas en tensión o contraído. Esto puede ocasionar desde dolores y molestias en la espalda y caderas, hasta en  tobillos y rodillas, o estados de malestar y stress mental o emocional.

El stress mental se muestra con toda claridad en contracturas y dolores en hombros y cuello, pero la parte más profunda de la tensión se acumula en las caderas, principalmente en nuestro psoas que es el principal músculo de respuesta de acción y de lucha de nuestro cuerpo. Cuando estamos asustados, nos sentimos en peligro, con stress mental o emocional el psoas tiende  a contraerse.

El psoas es el músculo más profundo y estabilizador del cuerpo humano, es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas, el responsable de mantenernos de pie y el que nos permite levantar las piernas para caminar. Responsable de nuestro equilibrio estructural, amplitud de movimiento, movilidad articular y funcionamiento de los órganos del abdomen. También está íntimamente relacionado con nuestras reacciones físicas y emocionales básicas. Más información sobre el músculo psoas y sus efectos.

 

Yoguis en campos zamoranos

DSC_4098DSC_4096

 

 

 

 

 

La semana pasada, nos despedimos de agosto, con una sesión de Yoga en el campo. Nos acompañaron la puesta de sol por el oeste, la luna llena que asomaba por el este, la tierra sosteniéndonos, y el cielo brillando entre los huecos de las posturas.

Fue una tarde especial, en que acabamos plenos de energía y contentos. Hubo risas, respiración, conciencia, equilibrio, merienda, silencio, música, danza, y sobre todo encuentro.

DSC_4074Y es que no hay mejor lugar para sentirnos que la naturaleza. Tan solo hace falta respiración y consciencia para encontrarnos con nuestro maestro interior. Desde ese encuentro que sucede dentro, es sencillo fluirser y compartir con los demás.

Muy bonita la luz de las personas, jóvenes, adultos y niños, que vinieron. Para algunos era su primer acercamiento al Yoga, y fue una gozada ver cómo todos se abrían a la experiencia. Las caritas de concentración y curiosidad de los niños, las risas, la novedad y también el silencio. Y eso que el campo, sembrado de alfalfa, ¡no era el lugar más cómodo del mundo!

Comparto algunas fotos chulas que hizo Juanma para el recuerdo, gracias.
Namasté.

DSC_4158DSC_4100

 

 

 

 

 

 

DSC_4107

Campo
La tarde está muriendo
como un hogar humilde que se apaga.
Allá, sobre los montes,
quedan algunas brasas.
Y ese árbol roto en el camino blanco
hace llorar de lástima.
¡Dos ramas en el tronco herido, y una
hoja marchita y negra en cada rama!
¿Lloras?… entre los álamos de oro,
lejos, la sombra del amor te aguarda.

Antonio Machado (Campos de Castilla).

Yoga en Cerecinos

Yoga en Cerecinos de Campos (Zamora).
La pasarela. Cerecinos de Campos (Zamora).

Uno de mis maestros nos dijo que llevásemos el Yoga allí donde estemos. Al lugar donde trabajamos, donde quedamos con los amigos, donde vivimos o donde veraneamos. Y  eso es lo que más me gusta hacer.

Agradecida por estas sesiones de Yoga en mi pueblo, donde están mi infancia y mis raíces. Por la sala tan acogedora y la luz del verano. Y en especial, gracias a las diosas que han venido a compartir su energía y algunas tardes de este bonito agosto.

20150811_192628

 

 

 

 

COMPROMISO

YoguiFeliz - NavâsanaNavâsanapostura del barco: es una postura desafiante que requiere mucho esfuerzo y puede suponer un reto para la mayoría de las personas. Desarrolla la voluntad, la determinación y la resistencia. Por lo que, al practicarla, nos entrenamos también para manejar  las dificultades de la vida, para persistir en nuestro camino, en lo que queremos, y no abandonar.

A nivel físico fortalece mucho la musculatura abdominal central, las piernas, los músculos de la parte baja de la espalda; y mejora el alineamiento de la columna. Además estimula el funcionamiento de los riñones, la próstata, el sistema digestivo y la glándula tiroides.

Al ser una postura muy vigorosa aporta también  dosis altas de vitalidad. ¿Se necesitan más beneficios para empezar a practicarla?.

Estamos hechos de estrellas

YoguiFeliz
Después del Big Bang, solo existían átomos simples de hidrógeno que dieron lugar a la primera generación de estrellas. En el interior de estas estrellas se formaron elementos más pesados, como carbono, oxígeno y nitrógeno, sustentadores del origen de la vida.
Algunas estrellas, como parte de su proceso de combustión, explotaron en supernovas desprendiendo por el espacio un huracán de polvo estelar. Compuesto por elementos pesados, este polvo estelar se consolidó para formar otras estrellas, otras galaxias y otros planetas como la Tierra. En la Tierra, a partir de la química del carbono originario de las estrellas, surge y se sustenta la vida.
Cada uno de los átomos de carbono que componen nuestro cuerpo se creó hace millones de años en el corazón de una estrella. Toda la materia que nos rodea, todo lo que conocemos, todos los seres que amamos, todos procedemos del mismo polvo de las estrellas.

“Cuando miro al cielo por la noche, me estremezco al pensar que somos parte de este Universo, que estamos en el Universo, y quizás más importante aún: que el Universo está en nosotros.
Muchos, al mirar las estrellas, se sienten diminutos porque el Universo es inmenso. Yo me siento enorme porque todos los átomos que me forman vinieron de esas estrellas.
Esta conexión es quizás la necesidad más primitiva del alma humana. Necesitamos sentirnos relevantes, necesitamos sentirnos partícipes de lo que ocurre a nuestro alrededor. Estamos conectados con el Universo. Por el simple hecho de estar vivos.” Neil deGrasse Tyson (Astrofísico y director del Planetario de Nueva York)

* La postura del dibujo es Urdhva Dhanurasana (el arco completo): Se trata de una extensión intensa que tonifica, fortalece y flexibiliza toda la columna vertebral. Fortalece brazos, piernas, muñecas y estira el psoas. Estimula la glándula tiroides y la pituitaria, encargada de regular el sistema endocrino. Expande el pecho y abre el centro emocional. Es una postura muy vigorizante y energizante.

Mejorar la capacidad vital con la respiración

Pranayama - YoguiFeliz

La respiración es la única función fisiológica que se puede realizar de forma automática o controlada.

Los ejercicios de respiración consciente y controlada que se realizan en el Yoga (Pranayama), además de favorecer la relajación, mejoran la actividad pulmonar y ralentizan el ritmo respiratorio, no solo durante la práctica, sino que poco a poco se incorporan a la memoria del cuerpo.

Se dice que cada cuerpo tiene asignado un número de respiraciones hasta la vejez y la muerte. En nuestra mano está darle calidad a esas respiraciones, alargarlas todo lo posible, y así mejorar nuestra capacidad vital.

Como estoy en el mat, estoy en la vida

A la hora de practicar yoga, a menudo comparamos lo que estamos experimentado en el momento, con las sensaciones, la concentración, el equilibrio o la postura que conseguimos en ocasiones anteriores. Creemos que lo que lo que valoramos como un logro alcanzado se repetirá a modo de patrón. Pensar “ya me he aprendido esta postura” es una especie de intento de control que buscamos, no solo en el yoga, sino en casi todas las facetas de la vida.
Y podemos sentirnos frustrados cuando descubrimos que cada día la práctica es distinta, y que en muchísimas ocasiones nos encontramos de nuevo como principiantes. Esto es en realidad un regalo: la oportunidad de descubrir algo nuevo cada vez. Para ello, solo es necesario rendirse a lo que suceda, abandonar el afán de control, de perfeccionismo y las expectativas.

yoga-hands-matLas posturas que realizamos, aun siendo las mismas, serán diferentes cada día, porque nosotros estamos en continuo cambio. Lo que pensamos o sentimos dentro de la esterilla es un reflejo de cómo estamos en ese momento de la vida. Siempre aparecerá algo nuevo y necesitaremos realizar nuevos ajustes: después de días o meses experimentando de una manera, de pronto descubro un nuevo matiz, o comprendo algo, o me doy cuenta de que mis sensaciones o mi percepción son distintas.
Por eso un âsana (postura) en realidad no se puede aprender. Aprendemos lo ajustes, aprendemos el camino, pero el âsana solo se puede habitar.

La verdadera flexibilidad en el yoga consiste en adaptarnos a nuestros propios cambios y acogerlos con honestidad y sin juicios. Se trata de rendirme en cada práctica a lo que es, a lo que hay en mí. Escuchar a mi yo presente con toda la compasión que sea capaz, dándole espacio para ser y para sentir lo que sea que necesite: cómo está mi cuerpo hoy, mis músculos, mi estómago, si me siento alegre, enfadada, sensible, cansada, apática, eufórica… Ahora tengo la oportunidad de observarlo y reconocerlo. Por eso el yoga solo puede ser ahora.

yoga-matA veces puede suponer un reto entrar en la esterilla, pues no se trata de poner en funcionamiento el cuerpo y hacer ejercicio físico, sino de atreverme a estar un rato conmigo misma y ver lo que me encuentro. Y tal vez haya días en que no me apetece practicar yoga, porque siento cosas que no me apetece confrontar: si estoy enfadada, si no me siento bien con mi cuerpo, cuando estoy malhumorada o triste… Quizá lo que me resulta más fácil, mi respuesta automática es ponerme a ver una serie en el sofá, ir al gimnasio  o hacer cualquier otra actividad con la que pueda evadirme y desconectarme (que también es necesario a veces, pues estar con plena conciencia todo el tiempo en esta sociedad, seguramente sería agotador).

Pero en el yoga no hay evasión, sino encuentro, por eso nos sentimos tan bien al final de la clase. Desde cualquiera que sea mi estado de ánimo o el estado de mi cuerpo, puedo entrar en el mat.  Quizá sean los días en que menos me apetece ir a yoga, cuando más necesito reconocer lo que me ocurre y escucharme. Lo que me está disgustando, lo que me molestó en el trabajo, o simplemente permitirle a mi cuerpo relajarse y equilibrarse.
Concederme esa escucha sin juicios y sin exigencias, esa compasión que es como un gran abrazo interior.
Pues no hay nada tan sanador como la aceptación de lo que soy y de lo que hay en mí; y nada que pueda llenar mejor algunos de nuestros vacíos más profundos, que nuestro propio reconocimiento y compañía.
Así de simple, y tan a nuestro alcance como estar en el momento presente.