Navâsana

COMPROMISO

Posted on Actualizado enn

YoguiFeliz - NavâsanaNavâsanapostura del barco: es una postura desafiante que requiere mucho esfuerzo y puede suponer un reto para la mayoría de las personas. Desarrolla la voluntad, la determinación y la resistencia. Por lo que, al practicarla, nos entrenamos también para manejar  las dificultades de la vida, para persistir en nuestro camino, en lo que queremos, y no abandonar.

A nivel físico fortalece mucho la musculatura abdominal central, las piernas, los músculos de la parte baja de la espalda; y mejora el alineamiento de la columna. Además estimula el funcionamiento de los riñones, la próstata, el sistema digestivo y la glándula tiroides.

Al ser una postura muy vigorosa aporta también  dosis altas de vitalidad. ¿Se necesitan más beneficios para empezar a practicarla?.

Anuncios

El poder de mi ombligo. Mejorar la fuerza de  voluntad con YOGA

Posted on Actualizado enn

En estos días de lluvia, eclipse y luna nueva, en que parece que se resiste a llegar la primavera, estamos en una etapa de transición. A punto de dejar atrás los meses fríos, es un buen momento para revisar las metas y propósitos que nos fijamos al comienzo del año. Como casi siempre, en algún punto flaqueamos, y aunque nos pongamos alguna disculpa, lo que suele fallar es la disciplina y la voluntad. Practicar Yoga, además de ayudarnos a mantener un físico sano y en forma, refuerza nuestra fortaleza mental y voluntad, para enfocar nuestros objetivos y para sentirnos motivados en la vida.

“Nunca llegarás a saber quién eres, si no has desarrollado la disciplina para lograrlo”. Yogui Bhajan

La desmotivación, el desánimo, la insatisfacción, encontrar demasiados obstáculos o la apatía, provienen de fallarnos a nosotros mismos. Entonces nos sentimos sin rumbo, limitados, con poca capacidad de decisión o actuación, y dejamos el timón solo, manejados por las olas del tiempo, o nos quedamos estancados en cualquier dique.

Lo que nos da fuerza y entereza para afrontar la vida con todo lo que nos trae, o lo que nosotros mismos nos proponemos, es nuestra fuerza interior.

NavâsanaCon la práctica continuada de yoga, al tiempo que alcanzamos un estado de paz y bienestar, vamos moldeando y templando nuestra mente. Encontramos el brío para enfrentar la vida, y la determinación para orientarnos hacia nuestros proyectos.

Una buena práctica de yoga, enfocada con la intención de ejercitar la fuerza de voluntad, nos ayudará a conectar con nuestra fortaleza interior y poder personal. Para ello, trabajaremos el centro energético situado en el abdomen, a la altura del ombligo. Es el llamado por algunas filosofías y medicinas orientales, Manipura Chackra. Un centro de energía donde habita el Agni (fuego vital o fuego digestivo). Aquí residen nuestras líneas de poder personal, relacionadas directamente con nuestra fuerza interna, capacidad para automotivarnos y para materializar nuestros objetivos vitales.

Dhanurâsana

Para ejercitar la fuerza de voluntad con yoga, realizamos secuencias de posturas de equilibrio y sobre todo vigorizantes, donde se activa mucho la zona del abdomen, la circulación sanguínea y los procesos digestivos. A la vez que gana tono y firmeza la cintura abdominal, con todas las repercusiones beneficiosas que esto genera directamente sobre nuestra columna vertebral.

La activación de la circulación sanguínea nos permite centrar nuestro foco, ayuda a generar nuevas ideas, aumenta la capacidad de resolución de problemas, y todo lo relacionado con la conclusión de planes, creación de estrategias y con la determinación personal. De este modo, es nuestra mente la que domina al cuerpo y no al revés.  

NavâsanaPoco a poco nos hacemos más conscientes de lo que queremos y necesitamos, nos cargamos de energía para afrontar la vida con decisión y compromiso, crece nuestra confianza personal.

Confío en mí. Cualquier cosa que me proponga, en mí está conseguirlo. En este caso, en el poder de mi ombligo.