Taller “Cáliz creador de vida, poder femenino y sabiduría”

🌹En este taller vamos despertar la energía de creación y de transformación que reside en nuestro Útero. Adentrarnos en la profundidad de nuestro cuenco sagrado es un hermoso viaje que todas las mujeres podemos transitar, y que nos regala un inmenso conocimiento de nosotras mismas. Nos permite conectar con nuestro instinto y Sabiduría. Ser soberanas y creadoras conscientes de nuestras propias vidas.

A través de las siguientes prácticas y disciplinas:
🔻 𝐘𝐨𝐠𝐚 𝐏𝐫𝐢𝐦𝐨𝐫𝐝𝐢𝐚𝐥 * 𝐃𝐚𝐧𝐳𝐚 𝐬𝐚𝐠𝐫𝐚𝐝𝐚 * 𝐃𝐚𝐧𝐳𝐚 𝐡𝐨𝐥𝐢́𝐬𝐭𝐢𝐜𝐚 * 𝐌𝐞𝐝𝐢𝐭𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 * 𝐑𝐢𝐭𝐮𝐚𝐥 * 𝐘𝐨𝐠𝐚 𝐍𝐢𝐝𝐫𝐚 🔻

Orientadas a:
• Restaurar nuestra energía física, emocional, mental y espiritual
• Permitirnos descansar y Ser. Aceptación plena y amor hacia nosotras mismas
• Despertar nuestra fuerza instintiva y sabiduría profunda
• Contactar con nuestro poder interior de creación sin acción
• Integrar nuestra sombra, nuestra parte desconocida
• Liberación de patrones antiguos y cargas emocionales
• Honrar a nuestro linaje: madres y abuelas forman parte de nosotras
• Gestarnos a nosotras mismas para renacer en nuestra esencia verdadera

𝑯𝒐𝒍𝒚 𝑾𝒐𝒎𝒂𝒏 🌹 𝑭𝒆𝒎𝒊𝒏𝒊𝒅𝒂𝒅 𝑪𝒐𝒏𝒔𝒄𝒊𝒆𝒏𝒕𝒆 es un ciclo de talleres orientados a encarnar el Sagrado Femenino, a despertar el infinito potencial que habita en nuestro Cuerpo-Templo, en resonancia con los ciclos de la Naturaleza, con nuestros propios ciclos.

🌹Mujer sagrada, si así lo sientes, te espero con el corazón abierto🌹

Información y reserva de plaza:
WhatsApp  𝟔𝟔𝟎 𝟏𝟎 𝟎𝟎 𝟖𝟐
Mail 💌 𝐢𝐧𝐟𝐨@𝐲𝐨𝐠𝐮𝐢𝐟𝐞𝐥𝐢𝐳.𝐜𝐨𝐦

 

 

Sesión Abierta de YOGA

“Contempla las formas indivisibles de tu Cuerpo y las del Universo como si fueran de una misma naturaleza. Así tu Ser Superior y tu propio Cuerpo reposarán en la Unidad y alcanzarás la naturaleza de la consciencia” (Del Tantra de la Conciencia Divina) 🕉

Compartiendo un poquito de Yoga, el jueves 27 de abril en El Escorial. Si deseas asistir serás muy bienvenida/o! 🙏*Plazas reducidas*
Información y reservas:
info@yoguifeliz.com
yoguifeliz.com

Sesión de YOGA – PSOAS FELIZ

El músculo psoas en uno de los principales responsables de nuestro bienestar físico, mental y emocional. Son muchos los beneficios de tener un psoas feliz (un psoas sano, relajado, flexible y tonificado):

  • Nos sentimos más conectados a la tierra, seguros, estables y relajados.
  • Mayor rango de movimiento y flexibilidad.
  • Se liberan tensiones físicas, mentales y emocionales acumuladas en la pelvis y caderas.
  • Estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando además buen espacio sustentador para los órganos abdominales.

YoguiFeliz

En esta sesión vamos a realizar una práctica de Hatha Yoga dedicada especialmente al músculo psoas y la zona pelvis-caderas. Tomar conciencia del psoas, situarlo y sentirlo. Con posturas que nos permitan soltar y relajarlo, alargar y darle flexibilidad, tonificarlo y fortalecerlo.

Todo ello a través de un viaje interno que une nuestro cuerpo, nuestra mente y respiración. A través de esta unión, el Yoga trabaja a un nivel más profundo: el cuerpo se va purificando, se eliminan tensiones emocionales y mentales, llevándonos a un estado más natural, armónico y libre. Un viaje que nos abre a una consciencia más profunda, a un estado de serenidad, expansión y gozo interior.

La sesión se compone de una práctica activadora de Surya Namaskar o Saludos al Sol,  secuencia de âsanas o posturas de Hatha Yoga tradicional, y Savâsana o relajación profunda consciente. En todo ello se integran ejercicios de pranayama (respiración consciente) y meditación.

Sábado 26 de septiembre 11:00 – 12:30
Duración de la sesión:  1:30 h
Lugar: RAM DAS EXPERIENCE
Calle Antonio Toledano, 36. Madrid
<M>Metro O´Donnell
Todos los niveles, también principiantes.
Aportación:  12€. Necesario realizar reserva (plazas limitadas).
Más información y reserva: info@yoguifeliz.com

******

músculo psoasUn estilo de vida sedentario, estar mucho tiempo sentados, las épocas de stress , los deportes de acción y contracción muscular, como correr o montar en bici, los accidentes físicos o incluso los traumas, pueden llevarnos a tener el músculo psoas en tensión o contraído. Esto puede ocasionar desde dolores y molestias en la espalda y caderas, hasta en  tobillos y rodillas, o estados de malestar y stress mental o emocional.

El stress mental se muestra con toda claridad en contracturas y dolores en hombros y cuello, pero la parte más profunda de la tensión se acumula en las caderas, principalmente en nuestro psoas que es el principal músculo de respuesta de acción y de lucha de nuestro cuerpo. Cuando estamos asustados, nos sentimos en peligro, con stress mental o emocional el psoas tiende  a contraerse.

El psoas es el músculo más profundo y estabilizador del cuerpo humano, es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas, el responsable de mantenernos de pie y el que nos permite levantar las piernas para caminar. Responsable de nuestro equilibrio estructural, amplitud de movimiento, movilidad articular y funcionamiento de los órganos del abdomen. También está íntimamente relacionado con nuestras reacciones físicas y emocionales básicas. Más información sobre el músculo psoas y sus efectos.

 

COMPROMISO

YoguiFeliz - NavâsanaNavâsanapostura del barco: es una postura desafiante que requiere mucho esfuerzo y puede suponer un reto para la mayoría de las personas. Desarrolla la voluntad, la determinación y la resistencia. Por lo que, al practicarla, nos entrenamos también para manejar  las dificultades de la vida, para persistir en nuestro camino, en lo que queremos, y no abandonar.

A nivel físico fortalece mucho la musculatura abdominal central, las piernas, los músculos de la parte baja de la espalda; y mejora el alineamiento de la columna. Además estimula el funcionamiento de los riñones, la próstata, el sistema digestivo y la glándula tiroides.

Al ser una postura muy vigorosa aporta también  dosis altas de vitalidad. ¿Se necesitan más beneficios para empezar a practicarla?.

EL JACINTO, LA FLOR DEL DESAPEGO

Según el lenguaje de las flores, el jacinto significa constancia, cariño y gozo del corazón. Su flor es muy hermosa, irradia luz y alegría en casa, además de una fragancia intensa, delicada y fresca. Solo florece una vez al año, en primavera; y su flores tienen forma de racimos que surgen del centro de las hojas, cada uno con pequeñas brotes del mismo color.

Jacintos

Al jacinto se le conoce también como la flor de la perseverancia, pues para  tener una nueva floración el próximo año, es necesario realizar un cuidadoso y largo proceso de conservación de los bulbos que quizá, la próxima primavera den lugar a la nueva flor.  Se trata de una tarea larga y un poco laboriosa, que no aporta garantía alguna de que la planta vuelva a florecer.

Ahora mismo, mis jacintos están en su máximo esplendor, algunos de sus bulbos floreciendo todavía. Pero en algunas semanas sus flores se marchitarán y desaparecerán.

La flor del jacinto me sugiere reflexionar sobre el desapego, y ponerlo en práctica.

Vivir con desapego es disfrutar plenamente de lo que la vida nos ofrece en el presente, aceptando la realidad y los hechos que devienen en cada momento. Puedo disfrutar de mis flores, de su aroma, de la energía positiva que aportan a mi hogar, aun sabiendo que son transitorias, que están cambiando en cada comento, y que no permanecerán para siempre.

Todo a nuestro alrededor cambia constantemente, incluidos nosotros mismos y las personas que amamos. Desapegarnos, tanto de lo que valoramos como positivo, como de lo que consideramos negativo, es el sostén de nuestra libertad. Lo que nos permite vivir el presente con todo lo que nos ofrece, sin añorar algo del pasado o condicionarnos sobre lo que sucederá en el futuro. Cuando podemos vivir así, permitimos también a los demás ser más libres.

JacintoPuedo ser más flexible y abrirme paso a las posibilidades, me libero de la rigidez de mis expectativas, y me descubro a mí misma sin la necesidad de tener seguridad y garantías. Cuando puedo comprender que el cambio o la pérdida es inevitable, me hago más tolerante a la incertidumbre, y puedo vivir con mayor plenitud.

Puedo aceptar que mis flores un día se marchitarán, que un día tendré que soltar de la mano lo que amo, aunque eso no signifique dejar de amarlo.

Es gozar de la libertad de actuar con desprendimiento, sin exigencias en cuanto a los resultados. Puedo cuidar mis plantas y poner toda la intención y mimo para que la próxima primavera florezcan, pero es maravilloso y pacificador no saber lo que sucederá. Me sumerjo en la incertidumbre, sabiendo que estoy en el mundo de las posibilidades. Así, cuando acepto y cedo mi ansia de control, mis miedos se desvanecen. Podrán florecer o no florecer, volverán o no volverán las oscuras golondrinas, pero ya mi felicidad no depende de ello.

*En la filosofía del Yoga a esto se le conoce como Karma Yoga: la práctica de la acción desinteresada que no se apega a los resultados.

FLORECE EN MÍ, PRIMAVERA

bigstock_yoga_woman_on_green_park_12510542-450x300

Aunque “en abril, aguas mil”, aunque todavía estén por venir algunas tardes de frío y algunas otras de viento, ya está aquí la promesa de los días cálidos, de las lluvias suaves que se despiden con arco iris. La certeza de que el sol volverá a brillar y a calentarnos.
La primavera es la estación de máximo esplendor en la naturaleza, cuando de forma más evidente se manifiestan los fenómenos de renovación, florecer, expansión y crecimiento. Una explosión sensorial que estimula nuestros sentidos y nos conecta también con el placer y la sensualidad. Es ella, la que la sangre altera.
13723205_sEs una buena época para iniciar planes y proyectos. Podemos aprovechar esta energía y florecimiento para tomar contacto con nuestra expresión creativa, para atrevernos a soñar e imaginar. Contactar con el impulso de expansión,  descubrimiento y  exploración de nuevas facetas que enriquezcan nuestra vida, nuestra expresión auténtica y contento interior.
Con la primavera se despiertan nuestras pasiones, esas que nos animan a perseguir los sueños y a contactar con nuestra esencia (lo que realmente nos motiva y nos hace vibrar). Escuchar nuestra pasión y entusiasmo es vital para vivir en armonía, pues solo así podemos expresar nuestra autenticidad y ser creadores  libres de nuestra propia vida.
Cuando estamos equilibrados en primavera, nos sentimos abiertos al amor, fuertes, tranquilos y estables. Sin embargo, si estamos en desequilibrio, podemos sentir letargo, cansancio o apatía, además de ser más propensos a los resfriados y alergias.
La práctica de Yoga  durante la primavera,  además de aportar armonía y estabilidad, ayudará a que nos sintonicemos con la estación, siempre que adecuamos la práctica, a las necesidades del cuerpo y de la mente.

images (3)

Es una época ideal para realizar prácticas  de Yoga más intensas, que integren los aspectos dinámicos, de actividad, apertura y expansión, propios de la estación primaveral, que despierten nuestro cuerpo del letargo del invierno, y que vayan a favor de nuestro impulso natural de movimiento y acción.
Es el momento de realizar posturas que generan calor y vitalidad, como Vinyasas, Saludos al sol (Suryanamaskar)  y secuencias de âsanas  creativas y estimulantes, que ayuden a eliminar toxinas y a activar el fuego vital, relacionado con el plexo solar, la digestión y purificación. 
Posturas de fortaleza y equilibrio que requieren gran concentración y actividad, o posturas nuevas que representen un reto para nosotros. Las torsiones serán fabulosas para devolver la elasticidad y tonicidad a la columna vertebral, a la vez que masajean los órganos abdominales, especialmente el hígado y la vesícula bilial, asociados por algunas medicinas orientales, a la estación primaveral. Nos sentarán fenomenal las extensiones de la columna y apertura del pecho que generan contento, mejoran la autoestima y nos disponen a relacionarnos compasivamente, hacia nosotros mismos y hacia los demás.

 

 “El significado de la primavera no sólo la busques fuera de ti, hállala en tu interior porque así experimentarás la riqueza de la vida”.  Abel Pérez Rojas 

 

El poder de mi ombligo. Mejorar la fuerza de  voluntad con YOGA

En estos días de lluvia, eclipse y luna nueva, en que parece que se resiste a llegar la primavera, estamos en una etapa de transición. A punto de dejar atrás los meses fríos, es un buen momento para revisar las metas y propósitos que nos fijamos al comienzo del año. Como casi siempre, en algún punto flaqueamos, y aunque nos pongamos alguna disculpa, lo que suele fallar es la disciplina y la voluntad. Practicar Yoga, además de ayudarnos a mantener un físico sano y en forma, refuerza nuestra fortaleza mental y voluntad, para enfocar nuestros objetivos y para sentirnos motivados en la vida.

“Nunca llegarás a saber quién eres, si no has desarrollado la disciplina para lograrlo”. Yogui Bhajan

La desmotivación, el desánimo, la insatisfacción, encontrar demasiados obstáculos o la apatía, provienen de fallarnos a nosotros mismos. Entonces nos sentimos sin rumbo, limitados, con poca capacidad de decisión o actuación, y dejamos el timón solo, manejados por las olas del tiempo, o nos quedamos estancados en cualquier dique.

Lo que nos da fuerza y entereza para afrontar la vida con todo lo que nos trae, o lo que nosotros mismos nos proponemos, es nuestra fuerza interior.

NavâsanaCon la práctica continuada de yoga, al tiempo que alcanzamos un estado de paz y bienestar, vamos moldeando y templando nuestra mente. Encontramos el brío para enfrentar la vida, y la determinación para orientarnos hacia nuestros proyectos.

Una buena práctica de yoga, enfocada con la intención de ejercitar la fuerza de voluntad, nos ayudará a conectar con nuestra fortaleza interior y poder personal. Para ello, trabajaremos el centro energético situado en el abdomen, a la altura del ombligo. Es el llamado por algunas filosofías y medicinas orientales, Manipura Chackra. Un centro de energía donde habita el Agni (fuego vital o fuego digestivo). Aquí residen nuestras líneas de poder personal, relacionadas directamente con nuestra fuerza interna, capacidad para automotivarnos y para materializar nuestros objetivos vitales.

Dhanurâsana

Para ejercitar la fuerza de voluntad con yoga, realizamos secuencias de posturas de equilibrio y sobre todo vigorizantes, donde se activa mucho la zona del abdomen, la circulación sanguínea y los procesos digestivos. A la vez que gana tono y firmeza la cintura abdominal, con todas las repercusiones beneficiosas que esto genera directamente sobre nuestra columna vertebral.

La activación de la circulación sanguínea nos permite centrar nuestro foco, ayuda a generar nuevas ideas, aumenta la capacidad de resolución de problemas, y todo lo relacionado con la conclusión de planes, creación de estrategias y con la determinación personal. De este modo, es nuestra mente la que domina al cuerpo y no al revés.  

NavâsanaPoco a poco nos hacemos más conscientes de lo que queremos y necesitamos, nos cargamos de energía para afrontar la vida con decisión y compromiso, crece nuestra confianza personal.

Confío en mí. Cualquier cosa que me proponga, en mí está conseguirlo. En este caso, en el poder de mi ombligo.