Yoga Esencial

Ciclo de talleres Alquimia Femenina

Imagen Posted on Actualizado enn

Anuncios

Yoga para el Invierno

Posted on Actualizado enn

El invierno es una estación mágica en la que la Naturaleza se repliega y descansa, hay menos luz y las noches son más largas, sin embargo, en los cielos helados de invierno se ven brillar con fuerza las estrellas.

En esta época, como en la Naturaleza, nuestra energía va de fuera hacia dentro, apetece estar en casa al calor de la chimenea y del hogar. Es el momento de sembrar las semillas en la tierra profunda que florecerán en la primavera y en verano darán frutos. Es la época de sembrar lo que queremos recoger en los próximos meses. Tiempo de mirar hacia dentro aprovechando la capacidad de observación y meditación que nos ofrece la estación más fría y oscura. Es momento también de propiciar la paz que necesitamos para conocernos en esencia, para descubrirnos al dejar caer velos, despojándonos de todo lo que no nos corresponde, como hacen los árboles desnudos de hojas. Sólo así será posible la transformación y el florecimiento de la primavera.

Los inviernos más largos y más duros siempre suponen un reto para cultivar nuestras cualidades más recias, nuestra fortaleza. Es la época propicia para echar raíces y anclarnos en nuestra Verdad, en lo que realmente queremos, para que cuando las circunstancias de la vida nos balanceen, sigamos siendo fieles  a nuestros principios y objetivos, sin desviarnos de nuestro camino esencial.

Cuando vivimos en sincronía con los tiempos y los ciclos de la naturaleza, podemos aprovechar esas energías que también forman parte de nosotros, para desarrollar nuestra consciencia y nuestro potencial infinito.

Al armonizarnos con la Naturaleza y sus ciclos, reconocemos nuestra verdadera naturaleza.
Al mirar al cielo y a las estrellas reconocemos nuestro verdadero Ser.

Este ciclo de Yoga Esencial para el Invierno ofrece una oportunidad de armonizar nuestros propios ciclos internos, aprovechando las energías y posibilidades que propicia la estación.

  • Un espacio para escucharnos y contactar con nosotros mismos.
  • Meditaciones que nos permitan ir hacia dentro, indagar, conocernos.
  • Despertar el Maestro interior que sabe y se da cuenta.
  • Cultivar las semillas-propósitos que queremos ver florecer en nuestra vida.
  • Fortalecer nuestras raíces.
  • Avivar nuestro fuego interno.
  • Reconocer y cuidar la luz del corazón que nos guíe en la oscuridad.

Las sesiones se componen de âsanas (posturas), pranayâmas (respiración), relajación, meditaciones, mantras y mudras.

Consulta aquí los horarios.
El viernes 1 de febrero: Sesión abierta en El Escorial. 


Practicar Yoga (âsanas o posturas)

Posted on Actualizado enn

Fuente: https://www.huffpost.com/entry/body-on-yoga_n_4109595

El YOGA físico que se conoce comúnmente (o Yoga de la posturas),  es un una disciplina que permite equilibrarnos física y mentalmente, creando armonía y bienestar.

Trabaja desde el cuerpo, el vehículo a través del cual vivimos, nos relacionamos, nos mostramos y estamos conectados con todo en el mundo. Mediante secuencias de posturas (âsanas) sustentadas por la respiración, el YOGA actúa sobre todos los aspectos del ser humano.

A nivel esquelético trabaja con el alineamiento y fortalecimiento del sistema óseo, especialmente de la columna vertebral. A nivel muscular, tonifica y fortalece la musculatura profunda. Actúa sobre los órganos internos mejorando su regulación y funcionamiento. Equilibra el sistema nervioso y el sistema endocrino, ayudando a la segregación de hormonas que contribuyen al bienestar y refuerzan el sistema inmunológico.

El YOGA es además un camino de crecimiento y de conocimiento interior que persigue la compresión profunda de la naturaleza esencial de la persona, y la vida en armonía con uno mismo y con su entorno.
A la vez que, poco a poco se va ampliando nuestra conciencia sobre el mundo, desarrollamos cualidades como la ecuanimidad, la capacidad de presencia y de atención plena, que nos permiten ser más libres, menos condicionados o reactivos.

El verdadero sentido del YOGA es la Unión, el equilibrio de los contrarios. Por ello su práctica genera armonía y equilibra todos los aspectos y energías que confluyen en el ser humano. Conecta mente y cuerpo; genera fortaleza y a la vez ligereza; combina expansión y recogimiento; la acción con la quietud; colma de energía y a la vez de serenidad. Genera bienestar, equilibrio, confianza personal y paz interior. Su práctica regular en personas sanas contribuye al mantenimiento de una salud óptima.

El YOGA no es un medicina alternativa para curar enfermedades. YOGA es una valiosa disciplina milenaria, mucho más amplia y profunda que la parte física anatómica más conocida en occidente. Es un camino de evolución personal y espiritual.