Nuevos comienzos

Posted on Actualizado enn


Esta tarde he hecho uno de los trayectos de viaje más disfrutados que recuerdo. Me tocó un autobús de esos con pantallas individuales donde puedes ver películas y series, que ya es una suertaza. Además, resulta  que elegí, así por pura intuición, Begin again, una peli preciosa que me ha cautivado durante todo el viaje, (con retraso y atasco incluidos). Una joyita de esas independientes, sencilla, fresca, original, sorprendente, verdadera; que es imposible dejar de mirar y de escuchar.

Los encuentros, los lazos entre los personajes, los rincones de la ciudad, se pintan en esta historia a través de las canciones; y una se da cuenta de que no podría existir la vida sin la música, o al menos, no como la conocemos.

Esta cinta es una oda a la música, al gozo de escuchar, de crear como impulso sublime de la naturaleza humana. Sin necesidad de artificios, ni pretensiones, sin público.
Super vitalista. Acabas con ganas de robarle el acordeón al primer músico que te encuentras en la calle y unirte a la banda. De cantar, crear, componer, bailar.
Y eso que cuando llegamos a la estación de autobuses, ¡me quedé a 10 minutos de ver el final!

Recomendada para todos mis seres queridos. Para los corazones averiados, para las ilusiones cansadas, para las relaciones insulsas, para la inspiración marchita. Para todos los que esperan una nueva oportunidad.

………………………………
– Esto es lo que me encanta de la música
– ¿Qué?
– Los lugares más banales se vuelven repentinamente plenos de significado. Todas estas banalidades se convierten en preciosas perlas efervescentes de música.
Begin again (2014, EEUU)

Dirección y guión: John Carney. Reparto: Keira Knightley, Mark Ruffalo, Hailee Steinfeld, Adam Levine, James Corden,CeeLo Green, Catherine Keener, Mos Def. http://beginagainfilm.com/

 

 

Yoguis en campos zamoranos

Posted on Actualizado enn

DSC_4098DSC_4096

 

 

 

 

 

La semana pasada, nos despedimos de agosto, con una sesión de Yoga en el campo. Nos acompañaron la puesta de sol por el oeste, la luna llena que asomaba por el este, la tierra sosteniéndonos, y el cielo brillando entre los huecos de las posturas.

Fue una tarde especial, en que acabamos plenos de energía y contentos. Hubo risas, respiración, conciencia, equilibrio, merienda, silencio, música, danza, y sobre todo encuentro.

DSC_4074Y es que no hay mejor lugar para sentirnos que la naturaleza. Tan solo hace falta respiración y consciencia para encontrarnos con nuestro maestro interior. Desde ese encuentro que sucede dentro, es sencillo fluirser y compartir con los demás.

Muy bonita la luz de las personas, jóvenes, adultos y niños, que vinieron. Para algunos era su primer acercamiento al Yoga, y fue una gozada ver cómo todos se abrían a la experiencia. Las caritas de concentración y curiosidad de los niños, las risas, la novedad y también el silencio. Y eso que el campo, sembrado de alfalfa, ¡no era el lugar más cómodo del mundo!

Comparto algunas fotos chulas que hizo Juanma para el recuerdo, gracias.
Namasté.

DSC_4158DSC_4100

 

 

 

 

 

 

DSC_4107

Campo
La tarde está muriendo
como un hogar humilde que se apaga.
Allá, sobre los montes,
quedan algunas brasas.
Y ese árbol roto en el camino blanco
hace llorar de lástima.
¡Dos ramas en el tronco herido, y una
hoja marchita y negra en cada rama!
¿Lloras?… entre los álamos de oro,
lejos, la sombra del amor te aguarda.

Antonio Machado (Campos de Castilla).

Yoga en Cerecinos

Posted on Actualizado enn

Yoga en Cerecinos de Campos (Zamora).
La pasarela. Cerecinos de Campos (Zamora).

Uno de mis maestros nos dijo que llevásemos el Yoga allí donde estemos. Al lugar donde trabajamos, donde quedamos con los amigos, donde vivimos o donde veraneamos. Y  eso es lo que más me gusta hacer.

Agradecida por estas sesiones de Yoga en mi pueblo, donde están mi infancia y mis raíces. Por la sala tan acogedora y la luz del verano. Y en especial, gracias a las diosas que han venido a compartir su energía y algunas tardes de este bonito agosto.

20150811_192628

 

 

 

 

Despedida a la primavera y un poema

Posted on Actualizado enn

cielos

 

Estos días largos con atardeceres eternos, en los que el sol nos recuerda que siempre hay tiempo.

Me encanta este planeta minúsculo y finito.
Su infinita generosidad, la confianza en sus ciclos.

Aunque desde mi terraza solo se alcance a ver un trozo de cielo.

 

 

 

El siguiente poema fue escrito hace algún tiempo. Sin embargo, todas las primaveras traen algo de nostalgia y alguna tormenta:

Te mandaría un poco de esta primavera

Hay días de sol en esta primavera que sonrío, y mucho,
y la vida me recuerda lo que ya sabía.
Vivo,
con intensidad a veces,
con serenidad a veces.
Pero cuando menos lo espero, aparece un ave despistada,
un verso,
un volcán que me recuerda a ti.

Y las noticias que leo, contigo quiero comentar,terraza
las historias de un libro que me regalaste,
las voces que me emocionan,
los retos que me atemorizan,
lo que está pasando en las plazas de mi ciudad.

Que me digas guapa cuando me pongo en el pelo un pañuelo,
y me regalonées mientras duermo la siesta en el sofá.
Y no sé si esto es amor, no sé si es amistad,
no sé si es nostalgia,
o una ocurrencia de esta tormenta de primavera.

Borrarte de Facebook no funciona, ya ves.
tampoco intentar descifrarte a través de
ciento cuarenta caracteres.
Y todavía no sé si soy más cobarde o más valiente,
por estar a tan solo un click de decirte:
Te extrañaba, ¿cómo estás?.
(Sí, romanticismo y nuevas tecnologías puede sonar patético).

Calculo la hora que marca tu reloj,
te imagino en el aire de algún concierto y ojalá,
por un instante, te confundas y pienses que es mi mano la que agarras.

Me pregunto si mirarás abrazado ahora la luna,
si estarás jugando, enseñando o aprendiendo algo nuevo.

Cómo serán tus nubes sobre este cielo en el que, por unas horas,
compartimos el sol en los dos hemisferios.
Y dime, cómo es posible, si vivimos en el mismo planeta,
que te recuerde tan cerca y te sienta tan lejos.

Ajeno te sueño,
descalzo en tu presente, harto de cariños, de éxitos.
Y con eso, me contento.

 

COMPROMISO

Posted on Actualizado enn

YoguiFeliz - NavâsanaNavâsanapostura del barco: es una postura desafiante que requiere mucho esfuerzo y puede suponer un reto para la mayoría de las personas. Desarrolla la voluntad, la determinación y la resistencia. Por lo que, al practicarla, nos entrenamos también para manejar  las dificultades de la vida, para persistir en nuestro camino, en lo que queremos, y no abandonar.

A nivel físico fortalece mucho la musculatura abdominal central, las piernas, los músculos de la parte baja de la espalda; y mejora el alineamiento de la columna. Además estimula el funcionamiento de los riñones, la próstata, el sistema digestivo y la glándula tiroides.

Al ser una postura muy vigorosa aporta también  dosis altas de vitalidad. ¿Se necesitan más beneficios para empezar a practicarla?.

EL JACINTO, LA FLOR DEL DESAPEGO

Posted on Actualizado enn

Según el lenguaje de las flores, el jacinto significa constancia, cariño y gozo del corazón. Su flor es muy hermosa, irradia luz y alegría en casa, además de una fragancia intensa, delicada y fresca. Solo florece una vez al año, en primavera; y su flores tienen forma de racimos que surgen del centro de las hojas, cada uno con pequeñas brotes del mismo color.

Jacintos

Al jacinto se le conoce también como la flor de la perseverancia, pues para  tener una nueva floración el próximo año, es necesario realizar un cuidadoso y largo proceso de conservación de los bulbos que quizá, la próxima primavera den lugar a la nueva flor.  Se trata de una tarea larga y un poco laboriosa, que no aporta garantía alguna de que la planta vuelva a florecer.

Ahora mismo, mis jacintos están en su máximo esplendor, algunos de sus bulbos floreciendo todavía. Pero en algunas semanas sus flores se marchitarán y desaparecerán.

La flor del jacinto me sugiere reflexionar sobre el desapego, y ponerlo en práctica.

Vivir con desapego es disfrutar plenamente de lo que la vida nos ofrece en el presente, aceptando la realidad y los hechos que devienen en cada momento. Puedo disfrutar de mis flores, de su aroma, de la energía positiva que aportan a mi hogar, aun sabiendo que son transitorias, que están cambiando en cada comento, y que no permanecerán para siempre.

Todo a nuestro alrededor cambia constantemente, incluidos nosotros mismos y las personas que amamos. Desapegarnos, tanto de lo que valoramos como positivo, como de lo que consideramos negativo, es el sostén de nuestra libertad. Lo que nos permite vivir el presente con todo lo que nos ofrece, sin añorar algo del pasado o condicionarnos sobre lo que sucederá en el futuro. Cuando podemos vivir así, permitimos también a los demás ser más libres.

JacintoPuedo ser más flexible y abrirme paso a las posibilidades, me libero de la rigidez de mis expectativas, y me descubro a mí misma sin la necesidad de tener seguridad y garantías. Cuando puedo comprender que el cambio o la pérdida es inevitable, me hago más tolerante a la incertidumbre, y puedo vivir con mayor plenitud.

Puedo aceptar que mis flores un día se marchitarán, que un día tendré que soltar de la mano lo que amo, aunque eso no signifique dejar de amarlo.

Es gozar de la libertad de actuar con desprendimiento, sin exigencias en cuanto a los resultados. Puedo cuidar mis plantas y poner toda la intención y mimo para que la próxima primavera florezcan, pero es maravilloso y pacificador no saber lo que sucederá. Me sumerjo en la incertidumbre, sabiendo que estoy en el mundo de las posibilidades. Así, cuando acepto y cedo mi ansia de control, mis miedos se desvanecen. Podrán florecer o no florecer, volverán o no volverán las oscuras golondrinas, pero ya mi felicidad no depende de ello.

*En la filosofía del Yoga a esto se le conoce como Karma Yoga: la práctica de la acción desinteresada que no se apega a los resultados.